Últimas entradas

Últimas entradas

[Review 552]: El virus de las palabras – Alena Graedon


Sinopsis

Imagina un mundo en que los libros, las bibliotecas y los periódicos son parte del pasado. Un mundo en el que vivimos pegados a unos dispositivos portátiles que no solo nos mantienen en constante comunicación, sino que son tan intuitivos que hasta nos garantizan que encontraremos un taxi al salir de la oficina. En ese mundo, Anana Johnson trabaja con su padre, Doug, en la edición de un diccionario de la lengua que nunca se imprimirá. Hasta que, una tarde, Doug desaparece y Anana descubre un código que aquel ideó para indicar que se encontraba en peligro. Su búsqueda la lleva irremediablemente a sótanos oscuros, pasajes subterráneos, reuniones secretas y los sagrados recintos del hogar espiritual de la palabra escrita. Nos hallamos ante uno de los debuts más sorprendentes de 2014 en Estados Unidos, donde su publicación ha sido aplaudida por los principales críticos y medios del país. Su planteamiento como distopía permite incluir la novela en una de las tendencias más en auge en los últimos tiempos, de la mano de uno de los autores con un futuro más prometedor.

Ficha Técnica

Datos

Editorial: Ediciones B
Traducción: Arturo de Eulate | Eduardo Iriarte
Fecha Publicación: 02/2015
ISBN/ASIN: 9788466656207
Páginas: 492
Cubierta: Tapa blanda con solapas
Precio: 17.90 €
Ebook: 9.99 €
Bookdepository

Título original




El virus de las palabras

Autora

Alena Graedon nació en Durham (Carolina del Norte) y vive en Brooklyn. Tras graduarse en la prestigiosa Universidad de Brown, en 2007 recibió su MFA por la Universidad de Columbia y más tarde fue galardonada con el premio Helen Terry MacLeod por su tesis de licenciatura, que versó sobre la práctica ascética del silencio y le sirvió de inspiración para su novela. Ha enseñado ficción, poesía y dramaturgia en el Programa de Verano de la Universidad de Columbia, además de publicar en The Believer y trabajar en el departamento de ficción del New Yorker y la editorial estadounidense Knopf.
El virus de las palabras es su primera novela.

Opinión Personal


Un libro complicado este… así que será también una reseña complicada… Por un lado ha tenido partes que me han gustado muchísimo, pero por otro lado su excesivo academicismo hace que haya partes muy áridas y de comprensión difícil. Todo unido, el libro aprueba pero no consigue sacudirte de ninguna manera.

Situado en un futuro más o menos próximo en el que casi todo el mundo utiliza unos dispositivos llamados Memes para todo tipo de actividades: llamadas, correos, lecturas, compras, etc. Vamos como un Smartphone pero a lo bestia…

La gente se ha habituado tanto a utilizarlo que incluso se venden palabras cuando no recuerdas su definición o cuál usar correctamente en determinada situación. Y en esta situación nos encontramos con nuestra protagonista, cuyo padre ha desaparecido y que trabajan juntos en la última edición impresa de un diccionario de la lengua inglesa.
—¿Por qué crees que dejó de leer la gente? Leemos para entrar en contacto con otras mentes. Pero para qué leer cuando estás ocupado escribiendo: describiendo con detalle los restos del naufragio de tu propia vida. Dejando constancia de manera compulsiva de hasta la última migaja que comes; de que tienes frío; o, no sé, de que un partido de fútbol te ha partido el corazón. Un flujo incesante que llega a un público compuesto por todos y por nadie.
La idea general de un virus que afecta de tal forma a la gente que olvide palabras y necesite comprarlas para poder comunicarse es fascinante. Pero creo que la autora no consigue sacarle bien todo el jugo que podría.

El mundo futurístico creado resulta también algo pobre, no está muy desarrollado. Parece que el único avance tecnológico apreciable son esos Memes que os comenté antes. No parece que haya nada más nuevo que esos aparatitos y unos taxis sin conductor.

La narración es a dos voces, en forma de diario con los dos puntos de vista de Anana y Bart, el ayudante de su padre. A través de ellos iremos desgranando la historia de la desaparición de Douglas y la simultánea aparición del virus. Pero de forma realmente lenta…
Las palabras no siempre funcionan. A veces se quedan cortas. Las conversaciones pueden provocar conflictos. Siempre hay fallos por lo que a la diplomacia respecta. Ciertas diferencias, por mucho que se hable, siguen siendo irreconciliables. La gente hace promesas vacías, se desdice de sus palabras, dice cosas que no cree. Pero la conexión, con nosotros y con otros, es la única manera que tenemos de vivir.
Las partes del diario en que están afectados por el virus y desparecen palabras de sus vocabularios resulta a ratos desesperante. Para sustituir la palabra olvidada se utilizan letras sueltas sin significado alguno. A medida que la enfermedad avanza, más palabras son sustituidas y menos entiendes nada de lo que te están contando.

Toda la historia está llena de referencias a la vida de Anana, su pasado, la historia de sus padres, que hace parecer a la protagonista algo egocéntrica con todo lo que tiene alrededor… Pero, a la vez, consigue reflejar muy bien la gran dependencia que tiene ya actualmente el ser humano de las tecnologías e internet.

No es fácil reseñar este libro, con partes muy buenas pero que no enamoran, y otras muy bien elaboradas pero que llegan a dispersar tu atención. Una historia de misterio, intriga y conspiraciones con un toque de ciencia ficción para darle algo más de interés, pero no enamora.


6 comentarios:

  1. El argumento en sí suena bastante irreal y un tanto absurdo, pero si la autora hubiera sido capaz de exprimirlo creo que de ahí podría salir una obra brillante (quizá precisamente por lo absurdo de la idea), pero veo que dices que no es así, así que pasaré de largo. Gracias por tu reseña, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi el argumento me encantó, y tiene partes muy muy buenas, pero otras bastante densas y de elucubraciones filosóficas que creo que la autora se pierde un poco... Esto hace que el libro no sea fantástico, y es una pena...

      Eliminar
  2. La sinopsis no tiene mala pinta pero tu reseña no me ha acabado de convencer, no se, esperaré a leer alguna cosa más de él.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues algo así me ha pasado a mi... La sinopsis me gustó mucho, y la idea me parece fabulosa, pero la autora no consiguió enamorarme del todo, solo en algunas partes.... :/

      Eliminar
  3. Me he quedado con ganas de terminar el libro pero admito que me pasó como a ti en la parte que pude leer. Tanto el concepto de la trama como la narrativa brillante son de diez, pero resulta tan obtuso y denso que pierde el interés del lector. Una pena, pero sigue resultando increíble.
    Besotes sin virus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se pierde en sus propio mundo demasiado a menudo y resulta difícil seguir el hilo y no empezar a mirar el móvil a ver si te ha llegado un mensaje o algo... xD Pero luego tiene partes brillantes que te vuelven a atrapar. Espero que la autora mejore ese aspecto en sus siguiente libros porque promete mucho.

      Eliminar

Gracias por comentar. ¡Vuelve pronto!