Últimas entradas

Últimas entradas

[Reto 10x10] - [Review 573]: La casa de los otros - Mariam Petrosjan


Sinopsis

PUERTAS ADENTRO, TODO CAMBIA...
Tiene tres plantas y está a las afueras. En un tiempo fue blanca, pero ahora la llaman la Casa Gris, por el color de su fachada… Nadie quiere que esté allí, preferirían que no existiera. Porque en esa casa gris existe un mundo mágico que tiene sus propias leyes. En ella viven niños de todo tipo, niños raros, abandonados por los adultos; niños discapacitados, mental o físicamente; niños que crecen allí dentro, que viven una vida intensa y llena de emociones y aventuras; niños que se enfrentan a los retos de la vida en su pequeño y complejo universo. En definitiva, niños que sueñan. Y, cuando los sueños se convierten en realidad, los espacios y los tiempos se dilatan, se puede realizar viajes fantásticos, y existen los lugares prohibidos, las pociones mágicas, los amuletos y cualquier clase de mito o leyenda. El reto: decidir si vale la pena crecer y abandonar la Casa, o negarse a ello y permanecer en ella para siempre… A medio camino entre lo fantástico, lo onírico y la realidad más cruda, Mariam Petrosjan nos presenta en La casa de los otros un mundo paralelo al nuestro, pero a la vez transversal, donde la felicidad parece un objetivo inalcanzable y la normalidad un reto inverosímil…



Ficha Técnica

Datos

Editorial: Edhasa
Traducción: Xenia Dyakonova
Fecha Publicación: 05/2015
ISBN/ASIN: 9788435012355
Páginas: 958
Cubierta: Tapa blanda con solapas
Precio: 29.00 €
Ebook: No tiene
Primeras páginas: AQUÍ.
Bookdepository

Título original




La casa de los otros

Autora

Nace en Armenia en 1969. Viene de una familia de intelectuales: sus abuelos son el mayor artista figurativo y el mayor cuentista armenio contemporáneos. Ha estudiado diseño gráfico y ha trabajado en el cine durante veinte años. Ha ganado muchos premios, entre los cuales el Russian Literary Award 2010 por la mejor novela que ha sido también finalista del Russian Booker Prize 2010. Ha tardado diez años en escribir este libro y no tenía intención de publicarlo, por suerte para todos nosotros cambió de opinión o la convencieron...

Opinión Personal


Si hay algo que caracterice esta lectura por encima de todas las demás apreciaciones que se puedan hacer es que es dura, árida, poco generosa con el lector. Es más, creo que no está hecha para ser leída, creo que es una obra íntima que la autora hizo para sí misma, sin pensar en que algún día alguien más podría llegar a leerla.

Las reseñas que he visto en Goodreads hablan de una segunda lectura en la que los acontecimientos o situaciones narrados en esta obra se clarificarán. Por mi parte he quedado demasiado cansada para atreverme a realizar una segunda lectura, con la primera me bastado.

Sin lugar a equivocarme esta ha sido la lectura más dura que he hecho en mi vida, incluso recordaba con cariño las tardes memorizando la ley de Contratos de las Administraciones Públicas… con eso os lo digo todo.
El Saltamontes olía el café y el humo. ¿Y si el café fuera una bebida que te hace madurar? Te lo bebes y te conviertes en adulto. El Saltamontes creía que quizá fuera así. La vida obedecía sus leyes, que no habían sido inventadas por nadie, y una de ellas era el café y aquellos que lo tomaban.
No tiene principio, ni final. No hay trama, ni nudo, ni desenlace. No hay arcos argumentales que concatenen todos esos acontecimientos cotidianos que vamos leyendo. No sabes si es pasado o presente o si es un sueño o la realidad. Si son niños o son personajes imaginado por niños.

Solo sabes que la casa es una especie de asilo para niños con deficiencias físicas y mentales. Que a su alrededor han construido un mundo o quizá han intentado explicarse a sí mismos el mundo que ellos ven. Sus juegos, historias y fantasías parecen tener una raíz en la realidad, pero no siempre la vemos.

Habrá momentos de terror, de miedo a lo desconocido, de pesadillas transformadas en realidades cotidianas. Amistades peligrosas, interesadas, vínculos extraños entre algunos personajes que no se comprenden.
El Negro ya está en su cama. Está tumbado e intenta recordar un poema que le gustó, uno que hablaba de un viejo que había sacado del río a un perro. En la litera de arriba, el Jorobado frota rabiosamente la pared con un pañuelo mojado con saliva, borrando precisamente el verso escrito. El Fumador suspira y da vueltas en la cama. Las colinas de mantas tienen reflejos rosados a la luz de la lámpara nocturna.
No distinguimos lo que imaginan de lo que ocurre en realidad casi nunca. Los pocos adultos que interactúan con ellos o resultan desalmados o no pueden intervenir de ningún modo. Es como un lugar sin más ley que la que han creado esos seres extraños que habitan la casa. Es su casa, son sus reglas.

Hay muchísimos personajes, pero de muy pocos sabremos el nombre, solo sus motes. Se organizan, se alían, se combaten, se aman y se odian. A veces todo a la vez. No hay un antes y un después excepto ante la terrible posibilidad de la Exterioridad, a la cual casi todos parecen temer en extremo.

Y al final, incluso con el epílogo que da ciertas pistas, pero no termina tampoco de aclarar nada, te quedas pensando que has sudado tinta para terminarlo y no tienes ninguna recompensa final más allá del cansancio y, por momentos, el tedio. No es un libro para todos los públicos, sino para alguno muy especial (y yo no me incluyo) así que arriesgaros si os atrevéis.


10 comentarios:

  1. Hola, pues no me llama nada así que lo dejo pasar.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Para rizar el rizo no tiene un final que entiendas. Genial. Si por lo menos te dieran un desenlace bueno, con una explicación que diera sentido a todo lo leído... puede que mereciera la pena. Pero así, no. En fin, yo me alegro de no haber seguido con él. Tampoco era una lectura para mí.
    A ver qué tal nos va con el próximo reto ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Creo que paso. Leí las primeras páginas y no me llamó. Encima, reseñas como la tuya me han convencido de que no es un libro para mí.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. No me llama nada y la verdad es que lo pones muy mal y no, dudo mucho leerlo.

    Saludos. xD

    ResponderEliminar
  5. Por la sinopsis y la historia creo que podría gustarme, pero odio que un libro se haga lento, y más is son 900 y pico de páginas xd

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Parece que conseguir acabarlo es todo un reto jaja! Yo la verdad que con lo que habéis contado en general todos los del reto voy a dejar pasar el libro, no me apetece en algo tan denso y que encima no tiene final...

    ResponderEliminar
  7. Tedio, esa es la palabra!
    En fin, este libro es un despropósito. Si ni siquiera se te aclaran las cosas al fina, no hay nada que me anime a terminarlo... he dicho.

    ResponderEliminar
  8. Vaya! Que mal, le leído algunos comentarios de Isi durante su lectura y ahora tu reseña...se ve que en esta ocasión no habéis tenido suerte con la lectura del reto.
    Es una pena porque el argumento era atrayente pero desde luego ni me acercaré.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola! La verdad es que la sinopsis ya no me ha gustado mucho y viendo tu reseña y lo poco que te ha gustado no lo leeré!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. "...ha sido la lectura más dura que he hecho en mi vida..." y pienso en Yeneir y lloro xDDDDD ains, te felicito por haber terminado La casa de los otros, que vamos, solo por eso mereces un premio!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. ¡Vuelve pronto!