Últimas entradas

Últimas entradas

[Review 441]: El fin de los sueños – Gabriella Campbell & José Antonio Cotrina


Sinopsis
En las pesadillas, la imaginación es la única vía para sobrevivir
Dormir ha pasado a la historia en Ciudad Resurrección. Gracias a un sofisticado proceso que se creó durante la guerra, ya nadie malgasta ocho horas diarias en el descanso. Pero el cerebro humano sigue necesitando soñar. Por eso, una red controlada por el Gobierno elabora sueños artificiales, según las necesidades del inconsciente de cada individuo, con el fin de poner a punto la mente en pocos minutos.
Una misteriosa joven aparece en los sueños de dos chicos muy diferentes: Ismael es el hijo de un artesano onírico clandestino de los suburbios; Anna es una privilegiada que vive en las alturas de la ciudad, hija de una importante burócrata. La joven les suplica que la salven, que la liberen de la oscuridad. Anna e Ismael se sienten inmediatamente atraídos por ella, y pronto descubren que no han sido los únicos que han recibido esas enigmáticas visitas. Pero ¿existe esa chica en el mundo real?
Solo hay una manera de averiguarlo: adentrarse en el mundo onírico, donde no sirven las leyes de la lógica y la imaginación es la única vía para sobrevivir.

Ficha Técnica
Datos
Editorial: Plataforma
Sello: Plataforma Neo
Fecha Publicación: 03/2014
ISBN/ASIN: 9788415880851
Páginas: 376
  
Cubierta: Tapa blanda con solapas
Precio: 17.00 €
Ebook: 6.99 €
Primeras páginas: AQUÍ.


El fin de los sueños
Autores:
Gabriella Campbell (Londres, 1981) es licenciada en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada y experta en Comunicación. Fue cofundadora y dirigió durante siete años la editorial Parnaso. Tiene dos poemarios publicados, uno con Víctor Miguel Gallardo a través de Ediciones Efímeras (El árbol del dolor) y otro con la editorial Alea Blanca (Happy Pills). Fue secretaria de la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror durante varios años. En 2006 y 2008 consiguió el Premio Ignotus de Poesía, y ha colaborado como redactora en diversas revistas y páginas web, entre las que destaca la red literaria Lecturalia.com.

José Antonio Cotrina (Vitoria, 1972) es licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas. Aunque comenzó a publicar a principios de la década de los 90, fue a partir del años 2000 cuando comenzó a consolidarse como escritor. Su primera novela publicada fue Las fuentes perdidas en 2003. Desde entonces ha orientado su carrera hacia la literatura juvenil, con obras como La casa de la Colina Negra, la trilogía El ciclo de la Luna Roja y La canción secreta del mundo. Tiene varios premios en su haber, entre ellos el UPC de novela corta de ciencia ficción, el premio Alberto Magno, del que ha sido ganador en tres ocasiones, y un premio Domingo Santos por su relato «La niña muerta».
Opinión Personal

Y aunque parezca mentira hoy os traigo la reseña del tercer libro autoconclusivo de la semana. ¿A qué pensabais que ya no existían? Pues sí, existen y a veces vienen en grupo. A ver si se van a poner de moda y todo… 

Me declaré fan incondicional de la luminosa oscuridad de José Antonio Cotrina después de leer La canción secreta del mundo. ¿Qué aun no lo habéis leído? ¡¡¡Corred!!!

Y en esta ocasión viene acompañado de una autora de la que aun no conocía nada, pero que en vista del resultado observado, creo que hacen un tándem muy bueno estos dos.

Esta vez nos presentan un mundo futuro, un mundo en el que hemos superado la necesidad de dormir para descansar. Con unos pocos minutos nuestro cuerpo es capaz de regenerar toda su energía y seguir funcionando perfectamente. Lo que no hemos superado es la necesidad de soñar…

Y esa necesidad es controlada por el Gobierno, al milímetro, según las necesidades individuales de cada persona, se les diseña un sueño específico para ellos. Un sueño que les ponga en marcha sin perder demasiado tiempo.
Esta (la guerra) había puesto a la humanidad ante el abismo y solo un repentino rapto de cordura y sentido común había conseguido evitar que todo saltara por los aires. Edgar Salomon había nacido el mismo día que Occidente declaró la guerra a Oriente, había sido un niño profético, un niño marcado por la guerra desde su primer llanto. Su infancia, como la de otros, había estado acompañada por el sonido de las alarmas antiáereas, el continuo ir y venir de tropas y los resplandores de las explosiones. Al menos ambos bandos habían respetado los tratados y no habían bombardeado núcleos importantes de población. No quería imaginar qué habría sucedido si una bomba sucia hubiera caído en una de las grandes ciudades.
Pero también existen artesanos oníricos que son capaces de fabricarte un sueño a tu medida. Y uno de nuestros protagonistas, Ismael, es hijo de uno de estos artesanos y está también aprendiendo el oficio. Durante una prueba de un nuevo sueño que ha diseñado se le aparece una chica que le pide ayuda. Desconcertado porque no sabe de dónde ha podido aparecer y si es real o no decide investigar.

Y entonces es cuando descubre que no solo él ha soñado con ella, sino que hay más personas que lo han hecho. Entre ellas Anna, hija de una mujer que tiene un alto cargo en el gobierno y que guarda muchos secretos, incluso a su hija…

Decididos a descubrir si lo que han soñado existe de verdad o es producto de su imaginación siguen una pista que les llevará a un lugar extraño y peligroso donde se dan cuenta de que para averiguar toda la verdad deben hacerlo desde el mundo de los sueños, no desde la vigilia.

Comienza así su aventura por rescatar a la chica misteriosa pero también averiguar qué es el lugar donde se encuentran y por qué son capaces de compartir partes de sus sueños. Y descubrirán un mundo de pesadillas y mentiras, de superaciones personales y de traiciones pasadas.
La puerta era negra, inmensa. Estaba hecha de vacío, de ausencia. E Ismael estaba ante ella, aterido de frío y miedo. ¿Él había creado eso? Una puerta tan siniestra a la fuerza debía de conducir a un lugar siniestro. Tenía la impresión de que el resto de sus compañeros no eran conscientes de la gravedad de la empresa que pretendían acometer; ni siquiera Vito, el paranoico del grupo, parecía preocupado al respecto. Todo tenía un aire de juego, de divertida improvisación, pero no era ni una cosa ni otra. Iban a entrar en una pesadilla para matar a un monstruo con armas proporcionadas por un loco que llevaba diez años soñando.
El clima de todo el libro es… opresivo. El mundo de los sueños no resulta un lugar atractivo, sino que es un campo de batalla, y con un enemigo más que poderoso. Cualquier descuido puede acabar con tu vida… Y ya sabéis que a Cotrina eso de matar personajes se le da tan bien como a George R.R. Martin…

La ambientación es fantástica, realmente pareces estar dentro de esa pesadilla, luchando por tu vida y la vida de los demás, intentando rescatar a la chica y preguntándote quién te mandaría a ti meterte ahí. En ningún momento he notado la diferencia de las manos que escriben, toda la narración resulta fluida e inquietante. Muy bien hecho.

Aunque hay varios protagonistas la historia se centra sobre todo en los puntos de vista de Ismael y Anna. Ambos atraídos por la chica a rescatar y que se caen de pena nada más verse. Aunque al final resulta que tiene más en común de lo que imaginaban. De esta forma la historia parece tener varios ángulos desde los que observar sus avances, me ha gustado mucho, a pesar de que me ha resultado bastante difícil empatizar con ellos. No sé muy bien por qué, pero me resultaba mucho más interesante la historia a su alrededor que lo que ellos sentían o pensaban… ¿Estaría tan atraída por los sueños que no veía ya nada más allá?

En resumen, una historia oscura, con un ambiente atrayente, angustioso, muy cercano al terror, que te sumerge en sueños y pesadillas sin fin. Con personajes oníricos aterradores y con consecuencias en el mundo real aún más aterradoras. Original y muy entretenida a pesar de que no tenga un ritmo vertiginoso, no te cansará porque… ¿quién se pone a dormir ahora?


Muchas gracias a Plataforma Neo por el ejemplar para la reseña.

12 comentarios:

  1. Hola guapa!
    A mi la verdad es que me decepcionó.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No termina de llamarme la verdad

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  3. Hay algo en el que no me convence..gracias por la reseña!
    Por cierto, te nomine a los Liebster Award! http://libroslluviaycafe.blogspot.com.ar/2014/05/nominada-al-liebster-award-2.html
    Espero que lo hagas!!
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  4. De este libro he leído de todo, así que por el momento y a pesar de tu positiva reseña, no le daré una oportunidad. Aunque eso de que ambos autores se compenetren tan bien, me llama la atención.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Fue muy original, sin duda lo disfruté y me encantó.
    Besitos <3

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de ninguno de los dos, pero parece que tiene buena pinta!

    ResponderEliminar
  7. Pues a pesar de que no paro de leer buenas reseñas y que no pinta en principio nada mal, no es un libro que me llame demasiado, la verdad.
    No sé por qué, pero por ahora creo que no caerá.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Me encantaría leerlo :P Gracias por la reseña ^^
    Besos desde Andrómeda.

    ResponderEliminar
  9. Los libros autoconclusivos son como los unicornios, no nos engañes xDDDDD
    Me gustó la combinación de los dos autores, pero no sé, puestos a elegir prefiero otros libros de Cotrina antes que este :S que me gustó, y la ambientación es bastante chula, pero eso, si tengo que elegir...van antes otros xD

    ResponderEliminar
  10. Lo he ido ignorando desde que salió pero ahora veo que podría interesarme mucho por hablar del mundo de los sueños. A ver si lo encuentro para leer, aunque creo que no está en ebook...

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  11. No se si me llama o no... Lo dejare en suspenso de momento, porque a pesar de que he leido bastantes de Antonio Cotrina este no acaba de convencerme.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. ¡Vuelve pronto!