Últimas entradas

Últimas entradas

[Review 772]: El muro de las tormentas – Ken Liu


Sinopsis

Kuni Garu, ahora emperador Rangin tras su victoria en la Guerra del Crisantemo y el Diente de León, se enfrenta a la tarea de mantener Dara unida, hacer realidad sus ideales de justicia y conservar el poder en una corte en la que las rivalidades son cada vez más abiertas. Distintas fuerzas y grupos pugnan por imponerse y se preparan para una lucha a largo plazo. Entre tanto, una nueva amenaza existencial se cierne sobre Dara desde el exterior.

Ficha Técnica

Datos

Título original

Editorial: Alianza
Sello: Runas
Traducción: Francisco Muñoz de Bustillo
Saga: La dinastía del diente de león, 2/3
Fecha Publicación: 03/2017
ISBN/ASIN: 9788491046011
Páginas: 892
Cubierta: Tapa dura
Precio: 29.50 €
Ebook: 16.99 €
Bookdepository
The wall of storms (2016)
Comprar en Wordery

El muro de las tormentas (La dinastía del diente de león #2)

Autor

KEN LIU (1976) nació en Lanzhou (China) y emigró a Estados Unidos a los once años. Vive con su familia cerca de Boston, Massachusetts. Abogado y programador es considerado uno de los mejores autores de ficción corta de este siglo, ha recibido en varias ocasiones el premio Hugo, así como el Nebula y el World Fantasy, entre otros muchos, por sus relatos.
La gracia de los reyes, fue primera novela, fue nominada al premio Nebula 2016 y ganó el Locus 2016 a la mejor primera novela.
http://kenliu.name/

Opinión Personal


Si leísteis y disfrutasteis de La gracia de los reyes el año pasado puedo adelantaros que leer El muro de las tormentas os va a encantar de principio a fin. Esto no es una segunda parte de relleno en espera de un buen final, es una continuación que hará estallar tu cerebro. Volveréis a sumergiros en batallas épicas e intrigas cortesanas que os harán contener el aliento a través de sus casi mil páginas.

Resulta increíble cómo, tras muy pocas páginas, Ken Liu consigue volver a introducirte en Dara y en todas las tramas que se suceden como si el tiempo no hubiera pasado desde la lectura de La gracia de los reyes. Su prosa consigue algo tan difícil como parecerte que lees algo legendario a la vez que innovador…

Kuni Garu es ahora emperador de Dara. Pero a pesar de todos sus esfuerzos por mantener la paz y conseguir que todo el pueblo esté contento no parece estar consiguiéndolo y esa paz parece que se le está escurriendo entre los dedos poco a poco. Los choques y la desconfianza nunca se fueron y ahora parecen resurgir de nuevo y amenazar el equilibrio establecido por Kuni.
No todas las guerras se libran con lanzas y espadas y no todos los enemigos están en el campo de batalla. Los tiempos están cambiando, hermano, y nosotros debemos cambiar con ellos.
Las primeras páginas, muchas primeras páginas, están casi por entero dedicadas a mostrarnos una nueva protagonista importante de los acontecimientos que vamos a presenciar: Zomi Kidosu. Zomi es lista, inteligente y tiene una particular forma de pensar muy progresiva respecto al constreñido imperio.

Mediante saltos temporales conoceremos toda su vida y cómo su aprendizaje de manos de Zuan Lya, el mejor consejero de Kanu, la va a llevar a lo más alto de la corte de Dara, mostrándonos por el camino paisajes y costumbres de todo el imperio.

De nuevo Ken Liu hace de la mujer su protagonista, esta vez incluso por encima de cualquier hombre de los que participan en la historia. Y es que mujeres como Zomi, Thera y Jia van a eclipsar por completo a los protagonistas masculinos en esta segunda parte.
Como todas las historias verdaderas, la suya era una mezcla de leyendas y realidad, de mitos imaginados y hazañas realizadas, del corazón de las tinieblas y la corona de luz, de experiencias vividas y lagunas rellenadas más tarde, de cosas presenciadas y visiones que solo podía validar el ojo de la mente.
A partir de la segunda mitad asistiremos a la amenaza de una invasión extranjera junto a la rebelión de algunos mandatarios elegidos por Kanu. La segunda será más o menos sofocada porque la amenaza del pueblo Lyucu se convierte en un peligro demasiado real para los habitantes de Dara. Su emperador, Pekyu, y su hija, Vadyu Tanvanaki, pondrán a los defensores de Dara contra las cuerdas.

Hay un contraste entre una primera parte más reposada, íntima, que nos muestra la evolución de los protagonistas y nos introduce la nueva generación con una segunda parte llena de acción y de peligro, con una invasión extranjera triunfante y batallas épicas donde la perspicacia y la inteligencia demuestran su valor en situaciones extremas.

La historia tiene todo aquello que le puedas pedir a un libro de fantasía: grandes personajes, un mundo complejo, batallas e ingenios asombrosos, filosofía, maquinaciones políticas, historia, traición, dioses entrometidos, guerras y grandes cambios que os dejarán ansiando tener en vuestras manos la conclusión de esta saga.

Saga La dinastía del diente de león:

1. La gracia de los reyes (junio 2016)
2. El muro de las tormentas (marzo 2017)
3. ¿?


5 comentarios:

  1. Hola guapa! No conocía la novela y por la trama no me llama mucho, me parece interesante para mi chico así que tomó nota por si él se anima con la serie.
    Besos 😉

    ResponderEliminar
  2. Hola :) Para mi ha resultado ser un saltito cualitativo y de calidad. Dara se vuelve grande, los personajes son aún más interesantes, los mensajes son poderosos, las escenas de batalla se vuelven épicas y estratégicas, los discursos son conmovedores. Lo tiene todo. De mis mejores lecturas del año, y estamos en marzo. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
  3. Hola, tengo este libro pendiente y tu reseña me ha dado muchas ganas de leerlo cuanto antes.
    Gracias,
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola
    Si que le han dado bombo a este libro que lo veo por todas partes. Pero vamos, que no sabía que era la segunda parte de una saga. Yo debí de saltarme el momento el año pasado en el que se publicó o no me llamó la atención su primera parte.
    Por mi parte, nada más que decir que tengo ganas de leerlo, pero que empezaré por la primera parte.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. ¡Vuelve pronto!