Últimas entradas

Últimas entradas

Mangaka. Lágrimas en la arena – Mª José Tirado


Sinopsis
Carla Monzón es una mangaka hentai –una dibujante de cómic manga con contenido sexual– que a sus escasos veinte años se siente de vuelta de todo. Su padre la abandonó cuando era pequeña, y debe cuidar de su madre, que sufre alzheimer precoz. El único amor de su vida la rechazó poco antes de que un suceso terrible trastornara su capacidad de relacionarse con los demás, quizá para siempre.
Pero su vida está a punto de cambiar. De forma inexplicable, Carla cae a un río y cuando está a punto de morir ahogada es rescatada por Eric Serra, un atractivo subinspector de policía. Eric será la primera persona a la que deberá convencer que ha vuelto de su encuentro con la muerte con un inesperado don: es capaz de soñar con los últimos instantes de la vida de una joven asesinada cuya muerte sigue aún sin resolver.
Así comienza la gran aventura de Carla, una chica llena de piercings y tatuajes que se reinventará a sí misma, mientras su corazón se debate entre el recuerdo de su primer amor y la atracción que siente por el hombre al que acaba de conocer y que está dispuesto a darlo todo por ella.

Ficha Técnica
Datos
Editorial: Ediciones B
Sello: Vergara
Fecha Publicación: 01/2014
ISBN/ASIN: 9788415420767

Páginas: 380
Cubierta: Tapa blanda con solapas
Precio: 17.00 €
Ebook: 2.99 €

Mangaka. Lágrimas en la arena
Autora:
Nací a orillas del atlántico, en la mágica ciudad de Cádiz, allá por el año 1978, y crecí en un pueblo de blancas fachadas y largas tardes de sol llamado Benalup-Casas Viejas, al que adoro.
Siempre he escrito, desde muy niña. Soy una auténtica apasionada de la literatura y una lectora empedernida, casi compulsiva. Debuté en la literatura con la trilogía de novela romántica paranormal Entre Vampiros, de la mano de Ediciones i, con muy buena repercusión de público y crítica, cuyo primer título es Entre Vampiros (2011), a la que siguió La Esencia de Lilith (2012) y que concluye con La Emperatriz de los Vampiros (2014).
Además soy enfermera, repostera amateur, una gran apasionada de la naturaleza y por encima de todo, la orgullosísima mamá de dos pequeños de cuatro y siete años que convierten cada uno de mis días en una mágica aventura. No me preguntéis cómo, pero aún así encuentro el tiempo necesario para leer, escribir y llevar adelante mi blog De cuando caperucita se comió al Lobo.
Opinión Personal

¡Sí! ¡Me encanta que un libro me sorprenda! Y Mangaka. Lágrimas en la arena lo ha hecho desde la primera página. Sabía que era romántica contemporánea y que tenía un toque de paranormal, pero me he encontrado con una historia que engancha y que convence.

La historia de Carla, a sus veinte años, ha sido un horror. Pero un espanto, en serio. Pobre chica. Abandonada por su padre, teniendo que cuidar de su madre alcohólica desde muy niña. Y cuando esta se recupera de su adicción y rehace su vida junto a otro hombre, olvida a su hija para dedicarse a ese hombre. Finalmente enferma de Alzheimer y de nuevo se ve abandonada de nuevo, y Carla tiene que volver a hacerse cargo de ella nuevamente… En serio… un culebrón.

Pero el resultado es una protagonista fuerte, que sabe lo que quiere y no espera finales felices y perdices. Una chica que se ha hecho a sí misma, y que después de tanto palo que ha recibido es muy cínica y muy desconfiada. Con un sentido del humor que me ha gustado muchísimo.

El chico, Eric, es policía. Por supuesto alto, serio, guapo y maravilloso. Yo que tomó café todos los días en una cafetería llena de policías nacionales, municipales y guardias civiles, os prometo que he empezado a buscar un Eric… algún día… jajajaja. Aunque tampoco Eric ha tenido un camino de rosas por vida…
Mi cuerpo temblaba como un flan y un chisporroteo de mariposas agitaba mi estómago.
—Lo haría mil veces, una y mil veces volvería a arrojarme a ese río a por ti —susurró en mi oído. Su tibio aliento acarició mi piel, erizándola.
Tuve la tentación de alzarme de puntillas y buscar sus labios. Pero cuando abrí los ojos Eric Serra había desaparecido.
Se conocen cuando ella cae al Manzanares y él la rescata. No tienen nada en común pero se atraen poderosamente. Sobre todo después de que Carla le ayude a encontrar a un asesino. Porque gracias a su accidente, ahora en sus sueños recibe mensajes de gente que ha muerto y ha dejado algo pendiente…

Aunque ni ella misma se lo cree al principio, tiene que enfrentarse a esa nueva realidad. Y tiene que convencer a Eric de que sus sueños esconden la verdad. Aunque esta sea totalmente increíble para alguien racional.
Son tan diferentes entre sí que realmente llegas a dudar que pueda haber algo entre ellos dos. La seriedad de uno con la informalidad de la otra hacen un contraste fantástico y al final su historia es de lo más romántica.

Destacan como secundarios sus amigos Virginia e Ítalo. La primera es su abogada también. Una chica descarada, muy profesional, con unas metas muy claras en su vida y una lealtad a prueba de balas con Carla. El segundo es un entrenador personal y monitor de capoeira, brasileño y con un inmenso cariño por Carla. Son su familia, esa que nunca pudo tener.
—Carla, no eres solo una chica a la que acabo de conocer —me interrumpió, tomando mi mentón entre sus dedos, forzándome suavemente a mirarlo—. No sé si aun no te has dado cuenta, pero me gustas… mucho. He pasado los dos últimos años ahogando mi dolor, mi soledad, en la cama de cuanta mujer se cruzaba en mi camino sin que una sola me importase lo suficiente para llamarla al día siguiente —me confió.
Si con Virginia te ríes mucho con sus salidas con Ítalo he tenido más problemas… aunque al final rectifica y se le vuelve a apreciar. Pero en general son un buen contrapunto a la historia y aportan una visión más periférica de la protagonista.

Toda la trama mantiene el interés sin decaer, recurriendo a flashbacks para reproducir momento pasados, tanto de Carla como de los misterios que rodean a los crímenes que investigará con ayuda de Eric. El resultado es intrigante y muy entretenido.

Con un final intenso, de esos que nos hacen sufrir en las novelas románticas pero que terminan por resolverse para que podamos cerrar el libro con un suspiro y una sonrisa en nuestras caras.

Sin duda una novela merecedora del premio que recibió y muy recomendable. Y una autora a la que no pienso olvidar fácilmente. Si tenéis oportunidad, no la dejéis pasar.


Muchas gracias a Ediciones B por el ejemplar para la reseña.

5 comentarios:

  1. Hola!
    Me ha gustado mucho tu reseña, me ha hecho recordar el libro. A mí también me encantó, con una estupenda combinación de romance e intriga. Parece ser que va a haber una segunda parte, estoy deseando que salga, porque seguro que lo leeré.
    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!
    La verdad es que no me llama.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me llama muchísimo la atención este libro y con esa notaza mis ganas son más.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta, sobre todo el protagonista policía (yo no me cruzo con muchos aunque por aquí los bomberos ni te cuento... jajaja). Lo apuntare como una de las autoras gaditanas a las que tengo que leer si o si.

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  5. Ufffff me entraron unas ganas terribles de leer este libro.. lo pondré en mi wishlist seguro o o o.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. ¡Vuelve pronto!