Últimas entradas

Últimas entradas

La noche que nunca acaba – Edward Hogan


Sinopsis
Desde que sus padres se separaron, Daniel vive con su padre, que está deprimido y tiene cada vez más problemas con el alcohol... Para mejorar esta situación, el padre de Daniel planea unas vacaciones con él en Mundo Ocio, un complejo deportivo. La idea es pasar una semana haciendo deporte, ¡una auténtica pesadilla para Daniel, que odia el ejercicio! Todo cambia cuando, al llegar, Daniel conoce a una misteriosa chica que nada en el lago. Lexi es lista y divertida, pero a Daniel le intrigan las heridas que tiene en los brazos y que van empeorando cada vez que se ven, y se pregunta por qué siempre está tan aislada del resto y por qué las manecillas de su reloj giran en sentido contrario.

Ficha Técnica
Datos
Editorial: Siruela
Sello: Las tres edades
Traducción: Mireya Hernández Pozuelo
Fecha Publicación: 03/2014
ISBN/ASIN: 9788415937593
Páginas: 210
Cubierta: Tapa blanda sin solapas
Precio: 16.95 €
Ebook: 7.99 €
Primeras páginas: AQUÍ.
Título original
Daylight saving (2012)


La noche que nunca acaba
Autor:
Edward Hogan nació en Derby, Inglaterra, en 1980 y actualmente vive en Brighton. Estudió un máster de Escritura Creativa en la Universidad de East Anglia. Ha escrito dos novelas para adultos; La noche que nunca acaba, una vertiginosa y apasionante historia de suspense, es su primera novela juvenil.
Opinión Personal

Esta es la historia de Daniel, un adolescente con algunos problemas de autoestima debido a su ligero sobrepeso y a esa famosa crueldad humana acerca de los que no son perfectos. Pero su enfado con todo el mundo va más allá, se siente responsable del divorcio de sus padres y como consecuencia de ello, de que su padre ahora beba más de lo recomendable.

Cuando su padre decide, después de que expulsen a Daniel unos días del instituto, irse de vacaciones a Mundo Ocio, la noticia no puede caerle peor. ¿Qué van a hacer allí ellos dos? Él odia el ejercicio y odia exhibirse en bañador así que tienen poco que hacer en un lugar hecho para el deporte y la natación…

Pero todo parece mejorar cuando conoce a Lexie, una adolescente de su edad, también algo extraña, y que nada extraordinariamente bien. Lexie es lista, ingeniosa y divertida. Y no se mete con él. Pero tiene heridas en los brazos que parecen empeorar día a día… Y siempre está aislada y sola.
Corrí a toda velocidad hacia la cúpula, intentando con todas mis fuerzas aguantar el dolor del tobillo y la furia que sentía dentro de mí. En gran parte quería volver, pero a veces, cuando piensas que alguien va a alejarse de ti, solo puedes hacer una cosa: alejarte tú antes.
A partir de ahí la historia se transforma en algo que no me esperaba para nada, pero cuyo resultado es una narración muy agradable de leer y muy entretenida. No tiene demasiadas páginas, pero la agilidad de la narración hace que el libro no te dure nada de nada.

Me ha gustado que esté narrado desde el punto de vista del Daniel, siempre resulta refrescante un punto de vista masculino. Además ha resultado ser un personaje más complejo de lo que parecía en un principio.
Hay un toque ligero de intriga y suspense y un par de giros en la historia que me resultaron bastante inesperados, y eso también hace que toda la lectura sea de lo más entretenida.

Lexie ayudará a Daniel a confiar en sí mismo y a encontrarse a sí mismo, a cambiar y ser más fuerte. Y también le ayudará a comprender mejor a su padre y a perdonarle y perdonarse a sí mismo. 
–Era la noche en que se atrasa la hora. Era la una y media de la mañana cuando salimos del bar. Pero cuando me desperté, miré el reloj y era la una y cinco.
Me enseñó su reloj.
–Tiene control remoto. Cuando se atrasa la hora, este lo hace automáticamente.
Hay algunos personajes secundarios, pero debido a la extensión de la novela no destacan demasiado, excepto quizá Ryan, un socorrista que trata a Daniel con respeto y normalidad, enseñándole que no todo el mundo es un adolescente hiperhormonado con problemas de autoestima… que hay personas en el mundo que le tratarán de forma correcta simplemente por ser una persona.

Es una historia triste, pero no deprimente, no te arrastrará a una bacanal de lágrimas y sufrimiento, pero sí consigue tocarte el corazón. Es agridulce, pero te deja muy buen sabor de boca. Con un protagonista adolescente que se comporta como tal, con un toque de inmadurez y cabezonería, y con otro toque de imaginarse que el mundo está en su contra.

Tendremos misterio, tendremos cosas imposibles y tendremos problemas familiares mezclando lo real con lo irreal de forma que crea una historia muy interesante y nada habitual. El resto es mejor que lo descubráis vosotros mismos. Si tenéis la oportunidad echadle un vistazo, os lo recomiendo.


Muchas gracias a Siruela por el ejemplar para la reseña.

6 comentarios:

  1. Me gustaría leerlo! Tiene muy buena pinta y de vez en cuando me apetece leer algo diferente^^

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa.
    La verdad es que no me llama.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de leer este libro porque con tantas sagas de vez en cuando apetece uno autoconclusivo. Temía que fuera muy lacrimógeno pero veo que es normalito, así que me gustaría leerlo.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. ¡Vuelve pronto!